Bótox

La toxina botulínica tipo A es un tratamiento que se utiliza desde el punto de vista estético para tratar las arrugas faciales y cuello, así como para elevar las cejas dando un aspecto más relajado y joven al rostro.

Es un complejo neurotóxico que actúa relajando la musculatura. No es un material de relleno, no elimina las arrugas aportándoles volumen.

En USA se utiliza desde 1988 en la cosmética, la dosis administrada es muy baja y no se acumula con los años, lo cual nos da garantía de seguridad.

La disminución de la fuerza de contracción muscular en la mímica con el tratamiento de la toxina botulínica tiene un efecto directo en el rejuvenecimiento de la expresión, con disminución de las arrugas, y por otro lado un efecto indirecto, que es la prevención en el incremento de las arrugas tratadas.

El bótox es, junto al ácido hialurónico, el tratamiento estrella en el rejuvenecimiento facial mínimamente invasivo.

El tratamiento se realiza con una aguja muy fina, siendo prácticamente indoloro, introduciendo unas gotas del producto, y durando la realización del tratamiento 20-30 minutos, quedando posteriormente un discreto enrojecimiento en la zona de la infiltración.

Inmediatamente después del tratamiento no se observa ningún cambio apreciable y puede retomar su vida laboral sin señales de haber realizado el tratamiento. El efecto aparece levemente a los tres o cinco días más tarde, siendo completo al cabo de 15 días, momento en el que se debe realizar una visita de control para valorar la necesidad de un retoque.

Durante 12-14 semanas se mantiene el efecto obtenido, y a partir de este momento se reinicia un ligero movimiento muscular que se hace más evidente a los seis meses, momento en el que se puede realizar un nuevo tratamiento.

El tratamiento con bótox puede ser complementado con otro tipo de tratamientos quirúrgicos como blefaroplastia y/o lifting y con otros tratamientos médico estéticos como rellenos con ácido hialurónico, PRP o Profhilo®,…

Nuestra consulta está autorizada por la Consejería de Salud para la aplicación de la toxina botulínica y la realización de este tratamiento se realiza bajo las recomendaciones efectuadas por las SECPRE (Sociedad Española de Cirugía, Plástica, Reparadora y Estética), adecuándonos a la normativa española sobre al utilización de bótox para uso cosmético.

 

  • Ventajas del bótox:
    +
      • Hace desaparecer las patas de gallo, las arrugas del entrecejo y de la frente, y eleva ligeramente las cejas hacia arriba, dando un aspecto más relajado y joven al rostro.
      • No necesita anestesia ni requiere hospitalización, se realiza en consulta.
      • No requiere pruebas de alergia.
      • Puede aplicarse también en cuello y escote.
      • Tiene óptimos efectos en el contorno facial, dando un aspecto más natural que los productos de relleno.
      • Se puede aplicar en cualquier época del año.
  • ¿Bótox o Ácido Hialurónico?
    +
    • Según un estudio de la SEME (Sociedad española de Medicina Estética), sólo un 13% de las españolas sabe en qué consisten los rellenos de ácido hialurónico y sólo un 40%no conocen las diferencias entre botox y ácido hialurónico.

      • El ácido hialurónico sirve para eliminar arrugas, para rellenar volúmenes perdidos o no existentes (pómulos y labios), para reestructurar los contornos faciales y mejorar la calidad de la piel.
      • El bótox mejora y elimina las arrugas de expresión relajando el músculo y haciendo que se atenúen o eliminen las líneas de expresión en la zona donde se ha aplicado sin perder expresividad.
  • Quienes pueden beneficiarse:
    +
    • Pacientes jóvenes con las primeras arrugas de expresión.

      • En personas de edad, pudiendo combinarse con productos de relleno u otras intervenciones como lifting y/o blefaroplastia (párpados).
  • Efectividad en el bótox
    +
    • El bótox no es efectivo en el 100% de los pacientes.

  • Contraindicaciones:
    +
    • Está contraindicado en:

      • Embarazo y lactancia.
      • Enfermedades neuromusculares (miastenia grave, esclerosis múltiple,…).
      • Pacientes tratados con anticoagulante o que padecen coagulopatías.
  • Efectos adversos y complicaciones:
    +
    • Las complicaciones que pueden presentarse son menores y siempre transitorias:

      • Pueden aparecer hematomas en la zona de la inyección y ligero dolor.
      • Cefalea tras el procedimiento.
      • La caída transitoria de uno o dos de los párpados es la complicación más significativa, y ocurre en el 1-2% de todas las inyecciones, pero existen dos preparados oftalmológicos que lo resuelven.
  • Producción de anticuerpos:
    +
    • En los casos de inyecciones frecuentes se ha constatado la producción de anticuerpos, de tal forma, que cuando se producen grandes cantidades de anticuerpos los efectos del bótox se reducen en gran medida.

      Existen determinados antibióticos que inhiben el efecto del bótox.

  • Recomendaciones previas al tratamiento:
    +
    • Durante la semana previa al tratamiento no deberá consumir ácido acetil salicílico (aspirina®), ibuprofeno, diclofenaco (voltarén®), por su efecto prolongando el sangrado. Si necesitara algún analgésico deberá utilizar paracetamol, gelocatil®, nolotil®, o si presenta duda o alguna patología o enfermedad en la que sea necesario tomarlo consúltenos.

  • Consejos postinyección:
    +
      • No dé masaje en la zona de la inyección.
      • No utilizar casco.
      • No inclinar la cabeza y mantener una posición vertical hasta 3-4 horas después del tratamiento (no agacharse, ni inclinar la cabeza, ni tumbarse).
      • Contraiga el músculo tratado, realizar los movimientos que desencadenan las arrugas tratadas durante las siguientes dos horas.
      • No realizar ejercicio físico durante las siguientes 6 horas.
  • Seguridad de Bótox
    +
    • La dosis de bótox utilizadas para uso cosmético son muy pequeñas, de tal forma que existe un gran margen de seguridad para producir efectos tóxicos.

      Los efectos sólo afectan al músculo, sin afectar al sistema nervioso central o a cualquiera otra parte del cuerpo, así sea inyectado accidentalmente en un vaso sanguíneo o un nervio.

      La recuperación del músculo es completa en 6 meses.