Blefaroplastia Asiática o Del Doble Párpado

BLEFAROPLASTIA ASIÁTICA O DEL DOBLE PÁRPADO

Entre occidentales y orientales hay diferencias marcadas en los párpados.

El pliegue palpebral, también llamado “surco de la belleza” está arriba del borde palpebral superior y lo poseen todos los occidentales. Aproximadamente el 50% de los asiáticos no tienen doble pliegue. En los países asiáticos está aceptado culturalmente que el ojo con pliegue es más bello y que da una apariencia de mirada más profunda, atractiva, y de un ojo más grande, siendo ésta característica símbolo de belleza para los orientales.

Esta intervención es la cirugía estética más solicitada en los asiáticos. Hay que enfatizar que realizar el pliegue no occidentaliza a una persona oriental, sino que crea una mirada más atractiva conservando el resto de rasgos orientales. Lo que se hace es suavizar sus rasgos manteniendo su orientalidad.

En nuestro país también hay personas no orientales que no tienen pliegue y solicitan esta intervención.

Blefarosplastia
  • INTERVENCIÓN QUIRÚRGICA
    +
    • Es un procedimiento especializado, pero relativamente sencillo y poco invasivo que permite modificar el aspecto rasgado que presenta. La intervención es similar a la blefaroplastia superior, pero tiene sus peculiaridades, es por ello por lo que este procedimiento debe realizarse por un doctor especializado, como el Dr. Eladio García Hortelano, y que sepa con seguridad dónde realizar las incisiones, cuánto tejido y grasa extraer, y dónde ubicar el pliegue.

  • RECOMENDACIONES PREOPERTORIO:
    +
    • Como en todas las intervenciones, es imprescindible realizar un examen previo para detectar cualquier anomalía que pudiera contraindicar la operación.

      Si es fumador deberá dejar de fumar, o al menos abstenerse dos semanas antes hasta dos semanas después de la intervención, ya que el tabaco afecta a la cicatrización de las heridas.

      Es muy importante informar al cirujano de toda la medicación que toma, sobretodo aspirina, clopidogrel y/o anticoagulantes.

  • ANESTESIA:
    +
    • Se suele realizar con anestesia local y sedación.

  • HOSPITALIZACIÓN: 
    +
    • No requiere ingreso hospitalario, sólo unas horas en el hospital de día o reanimación.

  • TIEMPO DE CIRUGÍA:
    +
    • La intervención suele durar 1,5 horas aproximadamente.

  • POSTOPERATORIO: 
    +
    • Los cuidados y molestias son similares a las de otras cirugías del párpado: puede aparecer inflamación, hematomas que irán desapareciendo progresivamente en el plazo de una semana.

      Los resultados no se pueden valorar de forma inmediata a la intervención y la incisión siempre irá oculta en el pliegue, por lo que los resultados son muy satisfactorios.