Abdominoplastia

La abdominoplastia es un proceso quirúrgico que consiste en la extirpación del exceso de piel y grasa abdominal junto a una corrección de la flacidez muscular.

Generalmente el abdomen péndulo es secundario a una pérdida masiva de peso, a factores hormonales o puede aparecer tras los embarazos, quedando un exceso de piel y grasa abdominal, a veces acompañado de despración y debilidad de los músculos abdominales. La indicación son pacientes con peso cercano a su peso ideal.

Esta intervención ayuda a recuperar un vientre plano y a remodelar la silueta corporal.

En función de la fisonomía del paciente se realiza una abdominoplastia o una miniabdominoplastia en combinación con una liposucción abdominal y/o de caderas para obtener el resultado deseado más armónico.

En la mimiabdominiplastia el tejido a resecar es más limitado por lo que la cicatriz es más corta y se evita esta a nivel umbilical. Su indicación es en pacientes con flacidez limitada por debajo del ombligo.

 

 

  • Intervención Quirúrgica:
    +
    • La intervención se realiza practicando una incisión por encima del vello púbico hasta las caderas. La extensión de la cicatriz irá en función de la cantidad de tejido sobrante así como de la flacidez de la piel. Se extirpa el tejido dermograso (piel y tejido graso) sobrante, y se tensa el musculo recto anterior del abdomen colocando el ombligo en su nueva localización, dejando de esta forma un vientre plano.

      Al finalizar la intervención se coloca un sistema de drenaje interno, que se mantendrá durante unos días.

  • Recomendaciones Preopertorio:
    +
    • Como en todas las intervenciones, es imprescindible realizar un examen previo para detectar cualquier anomalía que pudiera contraindicar la operación, que incluye según el caso, analítica, rx y ekg.

      Si es fumadora deberá dejar de fumar, o al menos abstenerse dos semanas antes hasta dos semanas después de la intervención, ya que el tabaco afecta a la cicatrización de las heridas.

      Es muy importante informar al cirujano de toda la medicación que toma, sobretodo aspirina, clopidogrel y/o anticoagulantes.

  • Anestesia
    +
    • Generalmente la anestesia utilizada es general aunque también se puede aplicar raquídea más sedación.

  • Tiempo de cirugía
    +
    • La intervención suele durar entre 2 a 4 horas, dependiendo del procedimiento elegido.

  • Hospitalización
    +
    • Requiere ingreso hospitalario durante al menos 24-48 horas.

  • Postoperatorio
    +
    • Durante los primeros días el abdomen suele estar inflamado y con molestias que se controlan fácilmente con medicación. Al principio no debe estirarse del todo, pero deberá comenzar a caminar tan pronto como sea posible.

      Los puntos serán retirándose progresivamente a partir de la 1ª-2ª semana.

      El vendaje colocado tras la intervención, será sustituido por una faja abdominal que deberá portar al menos durante el primer mes.

      La cicatriz puede tener al principio un aspecto enrojecido, pero hay que esperar al menos hasta los 9-12 meses, hasta que se aclare y aplane. La cicatriz residual queda camuflada por prendas de ropa interior, bikini o bañador.

      En los 15 primeros días el paciente realizar reposo relativo y progresivamente ir aumentando la actividad durante el primer mes, no debiendo realizar deportes durante al menos dos meses más.  En el transcurso del primer mes deberá portar una faja abdominal. Es normal la pérdida de sensibilidad en la región intervenida que irá recuperándose paulatinamente.