Cirugía de quemaduras

Las quemaduras son unas de las lecciones de los tejidos blandos más graves que podemos tener. Por ello, cada vez la cirugía para la reparación de las zonas afectadas es más común entre los clientes que sufrieron este tipo de accidentes.

Existen distintos tipos de quemaduras y cada una de ellas requerirá un tratamiento distinto en la cirugía. Por ejemplo, en las quemaduras de primer grado tan sólo se ha alterado la capa externa de la piel, contrario a las quemaduras de tercer grado, las cuales pueden causar insensibilidad en la zona afectada. La finalidad de la cirugía es devolver la funcionalidad a dicha zona, así como proporcionar una reparación equilibrada restableciendo el tejido.

Según el tipo de quemadura y el caso de cada cliente, el cirujano podrá optar por la regeneración de las células o por los implantes de piel, aunque por lo común la primera opción suele ser la más viable. También afectan elementos como la edad o la ubicación del daño. Nuestros expertos analizarán el caso particular de cada cliente y le ofrecerá las distintas opciones de las que dispone con un trato cercano y profesional.

Llámenos a 957 477 147 o 618 968 041 y le asesoraremos sin compromiso alguno.