Estética Masculina

La estética masculina está de moda, los hombres también se cuidan, en contra de lo que pueda parecer.

Desde siempre cuando el hombre envejecía, no se veía tan mal como a las mujeres, se le permitía ser “interesante” y no “viejo”, el envejecimiento era un signo de poder y sabiduría, pero ahora existe una presión social a ser joven, perfectos y simétricos. Este aumento de interés masculino por el cuidado de la imagen y por la estética, se deben a la disminución de prejuicios y al cambio de las costumbres, siendo mejor visto que ellos también se preocupen por la caída del pelo y las antiestéticas arrugas, pérdida de peso y reconstrucción de diferentes partes del cuerpo para mejorarlas.

En la estética masculina existen muchas diferencias con respecto a la femenina. El hombre quiere que se note aún menos los cambios; no quieren perfección total; los labios es un tema tabú en la mayoría de los casos; hay que diferenciar entre pacientes homosexuales y heterosexuales, y saber sus preferencias; las dosis de relleno son diferentes, poniéndolo de tal forma que no se llegue a la perfección total, y al tener el hombre los paquetes grasos diferentes en la zona facial que la mujer, requiere un exhaustivo conocimiento de éstos para saber identificar dónde va el relleno, y qué zonas masculinizan más, por ejemplo, el ángulo mandibular más marcado masculiniza y da aspecto de juventud,…, los pómulos se colocan de forma diferente, el surco nasogeniano,…; el botox requiere diferentes dosis y no quiere tanta perfección y desaparición de arrugas como en las mujeres porque feminiza; los hilos se colocan de diferente manera,…

Hay que resaltar que el auge del running, ha hecho que aumente el número de pacientes en  nuestras consultas, debido a la pérdida de grasa cutánea, y al desplazamiento de paquetes grasos que éste deporte produce en la zona facial.

Lo que se hace de igual manera en ambos sexos es mejorar la piel y el óvalo facial, la base de cualquier tratamiento estético: para lo que tenemos varias opciones: Plasma rico en plaquetas (PRP), skinbooster, profhilo, peelings, mesoterapia con vitaminas y ácido hialurónico.

El tratamiento anticaída de cabello con plasma rico en plaquetas, silicio orgánico o vitaminas se realiza igualmente en ambos sexos con la misma técnica.