Medicina Estética y Oncología

La primera causa de muerte en España es el cáncer, aunque cada día aumenta más el porcentaje de personas que sobreviven a esta enfermedad. Cada día se curan más cánceres, aunque esto vaya acompañado a veces de importantes efectos secundarios derivados del tratamiento. La medicina estética puede ayudar en gran medida a proporcionar información sobre las medidas que faciliten la prevención del cáncer y una vez superada la enfermedad, minimizar los efectos secundarios del tratamiento, mejorar la calidad de vida y favorecer la recuperación de la salud contribuyendo al bienestar físico, psíquico y la integración social, pues no en vano, la OMS (Organización Mundial de la Salud), definió la salud como un estado completo de bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de enfermedades o lesiones.

Los médicos debemos colaborar en la prevención y detección precoz del cáncer.

¿QUÉ PAPEL PODEMOS DESEMPEÑAR?

Desde la medicina estética podemos promover recomendaciones higiénico- dietéticas para la prevención de tumores como:

  • no fumar.
  • evitar la obesidad.
  • realizar actividad física moderada a diario.
  • aumentar el consumo de frutas, verduras y hortalizas variadas y comer al menos cinco veces al día.
  • limitar alimentos que contienen grasas de origen animal.
  • moderar el consumo de alcohol.
  • evitar el consumo excesivo del sol y utilizar fotoprotectores.
  • Pruebas de detección precoz del cáncer de útero y a partir de los 50 años mamografías.
  • Detección precoz de cáncer de próstata, a partir de los 50 de cáncer de colon,…

También podemos detectar al realizar historias clínicas, algún síntoma o un hallazgos a la exploración:

  • Bulto o nódulo.
  • Dolor persistente.
  • Herida o úlcera que no cicatriza.
  • Mancha o lunar que ha aparecido recientemente y sigue creciendo.
  • Sangrado o hemorragias anormales.
  • Cambios de hábitos urinarios
  • Pérdida de peso no justificada.

El Dr. Eladio García solicita como protocolo antes de una intervención mamaria, una eco de la mama o mamografía según esté indicado, para saber el estado real de los senos antes de la cirugía.

¿QUÉ PODEMOS HACER TRAS EL TRATAMIENTO ONCOLÓGICO?

Tras el tratamiento oncológico, aparecen en contrapartida una serie de secuelas que pueden presentarse mucho tiempo después de haber finalizado los tratamientos y limitar la calidad de vida de los pacientes que sobreviven al cáncer.

En la consulta del Dr. Eladio García Hortelano, te ayudamos, una vez se haya asegurado la supervivencia del paciente, a mejorar la calidad de vida y a minimizar las secuelas del tratamiento oncológico:

  • Reforzar la modificación de hábitos higiénico dietéticos: evitar sobrepeso o proponer pautas para eliminarlo.
  • Prevención de síntomas andro-menopáusicos (sofocos, sudores,..) con el control de la alimentación y el ejercicio físico.
  • La caída del cabello o alopecia.
  • Una vez caído el pelo proteger la piel del cuero cabelludo del sol.
  • Micropigmentación de cejas y definir el complejo areola pezón (y eliminarlos cuando la piel esté totalmente recuperada).
  • Linfedema: un efecto secundario frecuente en pacientes cáncer de mama.
  • Mejorar la piel y las uñas.

Al finalizar el tratamiento oncológico, es el momento de ayudar a las pacientes a mejorar su imagen corporal. De acuerdo con el oncólogo, y según las expectativas de cada caso, se pueden utilizar diferentes técnicas para hidratar y revitalizar la piel, con ácido hialurónico, vitaminas,…