PRP

El tratamiento estético con PRP es una técnica que permite aislar y utilizar sustancias bio-estimulantes como son los factores de crecimiento presentes en el plasma del propio paciente, aportando elasticidad y luminosidad debido al efecto estimulante que ejerce en la producción de colágeno.

Se denomina PRP (plasma rico en plaquetas) o PRGF (plasma rico en factores de crecimiento).

A partir de los 30 años las células cutáneas se renuevan más lentamente, lo que hace que la piel empiece a perder luminosidad y presentar un aspecto más seco y envejecido, apareciendo arrugas finas. Comienza una disminución de la síntesis de colágeno, perdiendo a partir de los 25-30 años un 1% de colágeno cada año. El PRP produce la estimulación de la producción de colágeno, lo cual hace que aporte de nuevo luminosidad  y rejuvenecimiento, ralentizando de esta manera el envejecimiento.

TÉCNICA DE TRATAMIENTO:

El procedimiento es muy sencillo, se procede a la extracción de sangre del paciente, que se introduce en unos tubos con anticoagulante, se centrifuga hasta separar sus componentes obteniéndose plasma rico en plaquetas (PRP).

Este plasma se inyecta en la piel mediante pequeñas infiltraciones en las zonas que queremos rejuvenecer.

¿HOSPITALIZACIÓN?: Este tratamiento no requiere hospitalización, ya que se realiza en consulta.

¿ANESTESIA?:  Se puede realizar bajo anestesia en crema.

¿CUÁNDO SE VEN LOS RESULTADOS?:

Los resultados son visibles después de la primera sesión, pero el efecto es más notorio unas semanas después del tratamiento.

¿CUÁNTAS SESIONES?

Por lo general el protocolo de actuación deberá adaptarse específicamente a las características de cada paciente, atendiendo al grado de envejecimiento y a las peculiaridades de la piel.

EFECTOS ADVERSOS:

Son pocos los efectos adversos que presenta siendo éstos: molestias durante la aplicación, enrojecimiento facial, aparición de hematomas.

RECOMENDACIONES PREVIAS AL TRATAMIENTO

Durante la semana previa al tratamiento no deberá consumir ácido acetil salicílico (aspirina®), ibuprofeno, diclofenaco (voltarén®), por su efecto prolongando el sangrado. Si necesitara algún analgésico deberá utilizar paracetamol, gelocatil®, nolotil®, o si presenta duda o alguna patología o enfermedad en la que sea necesario tomarlo consúltenos.

CUIDADOS DESPUÉS DEL TRATAMIENTO:

En las horas siguientes a la inyección:

  • No maquillarse ni usar productos habituales del cuidado de la piel durante el mismo día.
  • Si aparecen hematomas evitar la exposición al sol mientras lo presente.