LOBULOPLASTIA O CIERRE DE LÓBULOS RASGADOS

La lobuloplastia consiste en la cirugía que recupera la forma normal del lóbulo.

La elongación o rasgado parcial o total de los lóbulos de la oreja se ha vuelto un hecho muy habitual por varios motivos:

  • La popularidad de los pendientes de gran peso como accesorios.
  • Tras un tirón repentino de un pendiente hacia abajo.
  • Para reparar unos lóbulos deformados tras el uso de las dilataciones.

Es importante añadir que cuando los lóbulos presentan gran flaccidez o pérdida de volumen, lo cual es la norma en el proceso del envejecimiento, pueden realizarse infiltraciones de ácido hialurónico para presentar un rejuvenecimiento de los mismos.

  • INTERVENCIÓN QUIRÚRGICA
    +
    • Se trata de una intervención muy simple en la que se realiza una incisión en las paredes del agujero y la piel se sutura ocluyendo la zona anterior y posterior del lóbulo de la oreja.

  • ANESTESIA
    +
    • Se realiza con anestesia local.

  • TIEMPO DE CIRUGÍA
    +
    • La lobuloplastia se realiza en aproximadamente 15 minutos.

  • HOSPITALIZACIÓN
    +
    • No requiere hospitalización ya que se realiza de forma ambulatoria.

  • POSTOPERATORIO
    +
    • La mayoría de las pacientes describen la recuperación de esta cirugía como bastante fácil. Las molestias son mínimas y la incorporación al trabajo puede ser inmediata.

      Los puntos se retiran en dos semanas y hasta 2-3 meses posteriores no debe realizarse nuevos agujeros en los lóbulos, que se realizarán alejados de la cicatriz para evitar un nuevo desgarro.