OTOPLASTIA- OREJA

La forma y tamaño de las orejas pueden ser causa de una baja autoestima por el gran impacto psicológico que produce en algunas personas provocando dificultad en las relaciones sociales, traumas infantiles, imposibilidad para realizar determinados peinados con el pelo recogido en la zona auricular,…

La otoplastia es la cirugía que se realiza para reposicionar las orejas prominentes o “en soplillo” a una posición normal, más pegadas a la cabeza, o para reducir el tamaño de las orejas grandes.

Se puede realizar en niños desde los 4-6 años (ya que la formación y crecimiento de las mismas está concluido) y en adultos. En niños recomendamos observar el comportamiento en relación a sus orejas prominentes, de tal forma, que no debemos insistir en la cirugía hasta que el niño así lo desee.

Existen varias alteraciones de la forma del pabellón auricular:

  • Pabellón auricular prominente o despegado por:
    • Orejas de soplillo por Helix valgus (angulación importante entre el pabellón auricular y el cráneo) o por hipertrofia de la concha auricular que proyecta la oreja hacia delante.
    • Defecto de plicatura del antihélix: ausencia de los pliegues naturales del pabellón auricular, teniendo éste un aspecto liso. Este es el tipo más frecuente y fácil de solucionar.
  •  Malformaciones congénitas: orejas contraídas, microtias (orejas      pequeñas).
  • Malformaciones adquiridas por accidentes, cirugía, quemaduras.

Puede ser que haya que corregir una sola oreja, aunque por lo general se interviene las dos para conseguir una mejor simetría.

  • INTERVENCIÓN QUIRÚRGICA
    +
    • Se realiza siguiendo la técnica de Mustardé y variantes. La remodelación del cartílago se efectúa sin ningún corte o sección, mediante el anclaje de suturas, evitando los problemas secundarios que este podría conllevar. De forma, que la recuperación es más aséptica, rápida e indolora. Así se consigue el resultado deseado, mediante una pequeña cicatriz prácticamente inapreciable situada en la cara posterior de la oreja. Al concluir la intervención se protege correctamente la zona operada mediante una venda y apósitos hasta el 7º día, en la que se retira para sustituirla por una órtesis tipo felpa.

  • ANESTESIA
    +
    • En niños se suele realizar bajo anestesia general y en adultos bajo anestesia local, o bajo anestesia local y sedación asistida por un anestesista en casos de pacientes muy nerviosos.

  • TIEMPO DE CIRUGÍA
    +
    • La cirugía suele durar de 45 minutos a 1 hora.

  • HOSPITALIZACIÓN
    +
    • La otoplastia se trata de una intervención ambulatoria y puede volver a casa el mismo día de la intervención, excepto en niños, en los que se administra anestesia general por lo que debe tener hospitalización durante un día.

  • POSTOPERATORIO
    +
    • Nada más finalizar la intervención se coloca un vendaje alrededor de las orejas que debe mantenerse o poner una cinta durante las 24 horas hasta una semana y durante la noche hasta un mes.

      La mayoría de los pacientes se encuentran bien tras la cirugía, presentando leve dolor que se alivia tras la medicación, aunque con gran incomodidad la primera noche. Al día siguiente las orejas suelen estar hinchadas disminuyendo progresivamente hasta su desaparición.

      Los puntos de sutura se retiran en 10-15 días. La incorporación al trabajo o al colegio es a la semana, y se debe evitar ejercicio físico y cualquier actividad en la que puedan doblarse las orejas.