Mamas tuberosas

La mama tuberosa es una deformidad de la mama, de severidad variable, y frecuentemente acompañado de asimetría entre ambas mamas. Es una patología frecuente, vivida por las pacientes con gran ansiedad por presentar unas mamas diferentes. No tiene causa conocida, pero es frecuente la existencia de familiares con la misma alteración.

Las mamas pueden ser grandes, pero la mayor parte de las veces son pequeñas y suelen acompañarse de areolas grandes.

Durante el crecimiento de la mama en la pubertad, puede ocurrir, que el tejido que cubre la glándula mamaria y que le da sujeción, llamado aponeurosis o fascia torácica (especie de tela que envuelve la mama), sea más rígido y por tanto tiene un crecimiento insuficiente, de tal forma que la glándula mamaria está presa en una piel que no se expande, y por tanto tiende a herniarse y salir por el lugar de menor resistencia, que es la piel fina de la areola, dando lugar a las características de este tipo de mama:

  • Debido a que la glándula mamaria sólo se expande a través de la piel de la areola queda una mama con forma tubular.
  • Desarrollo insuficiente de la mama por debajo del pezón al no haber tejido mamario en dicha zona.
  • Surco submamario elevado, estando a la altura de la areola, y estrecho.

Es muy importante un diagnóstico correcto para tener un buen resultado, ya que si es desapercibido el resultado no va a ser apropiado quedando una mama no armónica.

TIPOS:

INTERVENCIÓN QUIRÚRGICA:

En las mamas tuberosas se debe, en muchas ocasiones, modificar previamente la glándula mediante una redistribución quirúrgica de la misma, eliminando el tejido areolar excedente y colocación de unos implantes mamarios, que se realiza a través de una pequeña incisión elaborada, alrededor de la areola mamaria, de tal forma que la cicatriz quede lo más disimulada posible. A través de esta incisión se levanta el tejido mamario y el músculo pectoral mayor, se realiza un bolsillo donde se coloca la prótesis.

Una vez colocado el implante, se sutura la incisión, se colocan unos drenajes que serán retirados en los días posteriores y un vendaje compresivo que se irá retirando a partir de las 24 horas de la cirugía dependiendo de la evolución.

En caso de tratarse de unas mamas tuberosas grandes las tratamos con incisiones similares a las realizadas en una mastopexia o reducción mamaria.

RECOMENDACIONES PREOPERATORIO:

Como en todas las intervenciones, es imprescindible realizar un examen previo para detectar cualquier anomalía que pudiera contraindicar la operación, que incluye según el caso, analítica, rx, mamografía o ecografía mamaria y ekg.

Si es fumadora deberá dejar de fumar, o al menos abstenerse dos semanas antes hasta dos semanas después de la intervención, ya que el tabaco afecta a la cicatrización de las heridas.

Es muy importante informar al cirujano de toda la patología que padece y la medicación que toma, sobretodo aspirina, clopidogrel y/o anticoagulantes.

ANESTESIA: En esta intervención utiliza anestesia general y además un bloqueo analgésico en el tórax guiado por eco, realizado por nuestro equipo de anestesistas, para aliviar las molestias postoperatorias las primeras 24 horas.

TIEMPO DE CIRUGÍA: La intervención suele durar entre 1 a 1,5 horas.

HOSPITALIZACIÓN: Requiere ingreso hospitalario durante al menos 24 horas.

POSTOPERATORIO:

Tras la cirugía llevará el vendaje compresivo que se retirará después de 24 horas, cambiándose por un sujetador especial, sin aros.

Es normal encontrarse cansada unos días tras la intervención y presentar molestias o dolor en la zona mamaria por tensión y en la espalda, que se controlan con medicación prescrita por el Dr. Eladio García, y que suelen durar hasta 2 semanas después de la cirugía. Es normal tener sensación de ardor en las primeras semanas o presentar disminución de la sensibilidad en los pezones que desaparecerá progresivamente. Las mamas estarán por lo general más sensibles durante las 2-3 primeras semanas.

Los puntos serán retirados a partir de la semana.

Durante el primer mes, deberá dormir boca arriba e intentar no dormir boca abajo, utilizar un sujetador sin aros, y dormir con él.

Los resultados tras la intervención son muy gratos, el aspecto inicial de los pechos es artificial y de mayor volumen al que corresponde a causa de la inflamación por la cirugía. La inflamación no cede hasta las 3-6 semanas, presentando entonces unas mamas muy naturales.

Al principio las cicatrices presentarán un color rosado, que mejorará durante las 6 semanas posteriores. Aún así, la cicatrización depende de factores personales y de las características de la piel de cada persona. Para valorarlas debemos dejar pasar varios meses.

Al salir del hospital, no deberá realizar movimientos forzados con los brazos, ni movimientos bruscos, ni cargar peso con los mismos. El ejercicio físico y levantar peso se podrá realizar al mes de la cirugía y siempre de forma progresiva.

Por lo que respecta a la vida laboral, su reincorporación dependerá del tipo de trabajo que realice, el Dr. Eladio García le indicará cuándo es aconsejable, pero siempre sujeto a los dicho con anterioridad, no deberá realizar esfuerzos ni cargar pero hasta que no pase un mes de la intervención.

PREGUNTAS FRECUENTES:

  • ¿Qué tipo de prótesis se colocan?
    +
    • Se pueden colocar prótesis redondas o anatómicas, según las características anatómicas el Dr. Eladio García Hortelano le indicará cuál es la más recomendada en su caso.

  • ¿Cuánto tiempo duran los implantes?
    +
    • Aunque los implantes no durarán toda la vida, hace unos años eran mucho menos cohesivos y, por tanto, tenían una duración de aproximadamente 10 años. Sin embargo, actualmente la cohesividad de los materiales ha aumentado y suelen durar entre 15 y 20 años, dependiendo de cómo se comporte la prótesis en cada organismo.

  • ¿Se puede alterar la sensibilidad de los pezones?
    +
    • Lo normal es que, tras la intervención, las pacientes sientan ardor o, incluso, disminución de la sensibilidad que se irá reduciendo progresivamente hasta desaparecer. Aunque en determinados casos, inusualmente, puede que alguna zona termine con poca sensibilidad.

  • ¿Cómo se mide el implante de mama?
    +
    • Generalmente, las pacientes que nos visitan tienen referencias subjetivas a cerca del tamaño de prótesis que desea por eso nos resulta difícil interpretar el volumen que anhela.

      Por eso, intentamos que el tamaño, talla o volumen sea intuitivo y en función de tres elementos: el diámetro del tórax medido a la altura del surco submamario, el tamaño de la copa y la altura de la paciente.

      Conociendo los gustos de la paciente en función de estos factores podremos aconsejar qué talla sería la ideal y ella decidirá si quiere algo más o menos.

      También intentamos hacer una recreación en 3D para que se aprecie mejor el resultado aunque, a pesar de lo decidido y como algunas pacientes tienen dudas hasta el último día, el Dr. Eladio García prepara varios tamaños de prótesis para que la paciente decida qué es lo que quiere y qué no.

  • ¿Son seguras las prótesis?
    +
    • En nuestra clínica solo utilizamos productos y materiales de calidad. Para nuestros implantes mamarios cumplimos todos los requisitos requeridos por la F.D.A (Food and Drug Administration), organismo americano, y la norma europea EN 12180 de calidad, seguridad y garantía.

  • ¿Se puede dar el pecho después?
    +
    • Normalmente no va a existir ningún problema a la hora de dar de mamar a nuestro bebé. No obstante, si durante la lactancia sufriéramos una mastitis, la infección podría dañar la prótesis.

  • ¿Las mamografías serán igual de fiables que antes del aumento de mamas?
    +
    • Las mamografías serán igual de fiables que antes de someterse a la intervención aunque, deberemos avisar al personal médico que nos atienda antes de su realización.